En Rodila Plus asumimos gustosos nuestra responsabilidad social corporativa y devolvemos al entorno una parte de cuanto nos da. Con tal fin, dentro de la colaboración con Cámara Zaragoza que mantenemos, hemos participado como ponentes en su Programa 45+.

Esta iniciativa de formación e intercambio de experiencias profesionales dirigida a personas desempleadas pretende ampliar los conocimientos y la motivación de los presentes. Conocer de primera mano cómo trabajan diferentes empresas aragonesas punteras, pertenecientes al Club Cámara, resulta estimulante y capacitador en su búsqueda activa de trabajo.

Curso de formación en colaboración con Cámara Zaragoza

El pasado once de noviembre, nuestra gerente Lidia Rodila realizó esta presentación didáctica en las instalaciones de la institución promotora. Uno de los aspectos más valorados por Cámara para delegarnos esta responsabilidad fue haber recibido el Premio Nacional al Mérito en la Formación Profesional. De hecho, han considerado que nuestro compromiso con la formación laboral de los trabajadores es muy aprovechable para los asistentes a estas sesiones.

Desde que recibimos el encargo, nuestro objetivo fue hacer una clase amena, reveladora y práctica, capaz de aportar valor y conocimientos útiles a los asistentes. En consecuencia, centramos nuestro contenido en un tema capital para una empresa de limpieza como la nuestra: el factor humano.

Ante todo, las personas

Somos plenamente conscientes de que las personas son el activo principal de las organizaciones. Muy especialmente, de la nuestra. El ejemplo de nuestros empleados, plenamente implicados e identificados con nuestros valores de marca, es un orgullo para nosotros y un estímulo continuo para todos.

Por eso, al explicar cuál es nuestro rasgo diferencial corporativo, identificamos el elemento humano como nuestro secreto. Así, nos esforzamos por captar, alimentar y potenciar el talento en nuestra compañía, al tiempo que fidelizamos a los clientes y a nuestros empleados.

Con tal fin, la motivación es un objetivo irrenunciable: hay que intentar dar siempre la mejor versión de uno mismo. Este planteamiento es irrenunciable hoy para:

  • Nuestra empresa.
  • Cualquier otra organización que aspire a ser competitiva.
  • Toda persona que está buscando empleo en modo activo.

La actitud, el desarrollo personal y la capacidad individual de mejorar son, en estos tiempos, indispensables y determinantes.

Durante la charla, Lidia Rodila acercó la esencia de nuestra compañía a la realidad del auditorio. Y, dado que estaba formado por personas sin empleo, se esforzó por establecer conexiones didácticas de aplicación inmediata.

Lecciones prácticas y mejora de currículos

En su intervención, nuestra gerente detalló lo que los clientes esperan de una empresa de limpieza de calidad como la nuestra. En la ecuación deseada, destacan la experiencia, la cualificación y la diferenciación. Estos ingredientes son, asimismo, los que buscan los reclutadores durante sus procesos de selección.

En este sentido, cualquier aspirante a un puesto de trabajo ha de diferenciarse del resto de los candidatos. Para ello, es determinante mantener siempre una actitud positiva y entusiasta. En palabras de Lidia: «Siempre pienso que, para tener trabajo, hay que trabajar».

Adicionalmente, con empatía y vocación divulgativa, compartió qué buscan los empresarios y los directivos cuando reclutan personal. En concreto, aquello que desean encontrar en los currículos. Probablemente, esta información será muy útil para optimizar los c.v. y desmarcarse de los demás candidatos.

En todo caso, estos documentos han de ser transparentes, veraces y atractivos. Son tres factores esenciales para los currículos, la comunicación y la vida en general.

Una vivencia muy positiva

Cámara Zaragoza y Rodila Plus imparten formación

La experiencia, según nos transmitió Lidia Rodila, ha sido estupenda. Dado que «enseñar es la mejor oportunidad para aprender», nuestra gerente valora esta oportunidad muy positivamente. Ojalá, en futuras convocatorias similares, la presencia masculina en la audiencia congregada aumente. El sector limpieza no es un escenario laboral exclusivo para las mujeres; los hombres que buscan trabajo deberían contemplar también esta actividad profesional y participar en estas formaciones.

Agradecemos sinceramente esta colaboración a Cámara Zaragoza. Fuimos elegidos para cerrar el curso y, con humildad responsable, difundimos nuestros conocimientos y experiencias profesionales con vocación de servicio.

Muchas gracias, sobre todo, a Ana Muñoz Gimeno y Ruth García Merino, nuestros contactos en estas instituciones. Valoramos en especial su trato confiable y cercano, al tiempo que nos congratula su reconocimiento público a la visión emprendedora y el valor humano de Lidia Rodila. Ojalá estén en lo cierto al compartir públicamente que nuestra intervención llenó de motivación a los participantes del Programa 45+.