Servicios de conserjería

Ya sea en una comunidad vecinal o en un edificio de oficinas, la primera impresión solo se causa una vez. La presencia del conserje, su atención y la eficacia de su trabajo determinan dicha imagen inicial, de una manera absoluta, en cada recién llegado.

Disponer de profesionales con la cualificación, la actitud y la experiencia apropiadas resulta imprescindible para conseguir que todo se encuentre en orden y en perfecto estado siempre, así como para que los nuevos visitantes reciban en cada momento la atención que necesitan.

Los trabajos del conserje

En realidad, la actividad que desempeñan los conserjes engloba una gran cantidad de pequeñas tareas de suma importancia. Existen diferentes tipos de conserjes, según el grado de implicación y las funciones que asumen: desde el conserje tradicional al limpiador, pasando por el controlador, el recepcionista y los operarios de mantenimiento. En Rodila Plus garantizamos un servicio de conserjería óptimo y cualificado, basado en profesionales con la formación técnica y humana idónea para el desempeño de sus tareas cotidianas.

Nuestros clientes confían en nosotros para llevar a cabo sus labores de conserjería habituales —parciales o 24 horas— y para las suplencias vacacionales de sus empleados. Externalizar esta tarea permite, desde luego, ahorrar recursos económicos y temporales, así como garantizarse una eficacia global. De hecho, contratar a una empresa de servicios generales de limpieza para la conserjería del edificio conlleva tener acceso en las mejores condiciones a los servicios de mantenimiento preventivo, ordinario y extraordinario que antes o después son necesarios.

Un buen conserje siempre ofrece a los recién llegados una sonrisa y la información que le demandan. Pero, además de eso, asume numerosas responsabilidades desde las primeras horas del día. Atiende a las visitas y los proveedores, anota avisos, gestiona la correspondencia, controla los accesos, las salidas, y supervisa el estado y el funcionamiento de las alarmas, así como el equipamiento de la instalación: ascensores, vallado perimetral, puertas, alumbrado, sistemas antiincendios y cerraduras, por ejemplo. Asimismo, se encarga de detectar humedades, reponer consumibles y arreglar los pequeños desperfectos que se van produciendo o, en su defecto y con el respaldo de los administradores, de contratar y supervisar a los profesionales necesarios para hacerlo. Informar sobre las incidencias profundas, según el protocolo de actuación aplicable, sacar y recoger los cubos de basura y asumir determinadas labores de limpieza pueden ser otras de sus intervenciones.

Un profesional de cara al público

El perfil idóneo del buen conserje aúna numerosos atributos y conocimientos técnicos —en materia de mantenimiento y limpieza, sobre todo— con habilidades humanas como capacidad de comunicación, empatía y actitud de servicio, imprescindibles para cualquier profesional que trabaja en contacto con el público.

Los servicios de conserjería que prestamos en Rodila Plus son desempeñados por especialistas de absoluta confianza, capaces de velar, controlar, limpiar, conservar y cuidar de las instalaciones y de sus accesos con la mayor fiabilidad y garantía. Realizamos estas labores en todo tipo de edificios, desde comunidades de vecinos a bloques de oficinas, garajes y polígonos industriales.

Y, llegado el caso, podemos completar estos servicios con trabajos específicos cualificados de limpieza, vigilancia y jardinería.