Uno de los elementos esenciales para la conservación óptima de cualquier edificio es mantener en perfecto estado su techumbre. Esta estructura permanece constantemente expuesta a la intemperie, en condiciones climatológicas a menudo extremas (frío, viento, lluvia, granizo, sol, altas temperaturas…), por lo que su cuidado y limpieza son imprescindibles. Por ello, nuestro servicio de limpieza y mantenimiento de cubiertas y tejados está siendo cada vez más solicitado.

No sería la primera vez que un deterioro progresivo del tejado o la cubierta provoca, a medio plazo, el desmoronamiento de un inmueble, con el riesgo para la integridad física y los graves trastornos que conlleva.

Razones para la limpieza y el mantenimiento de cubiertas y tejados

Ahora bien, ¿quién se sube a una techumbre para limpiarla? Excepto los profesionales, mejor nadie. Porque el riesgo de accidentes para los neófitos es elevado.

Que sea complicado, empero, no implica que debamos aplazar sine die estas importantes tareas de limpieza de tejados y limpieza de cubiertas. Los equipos especializados de Rodila Plus te ofrecemos la solución que necesitas.

Está demostrado que la limpieza de las cubiertas y los tejados alarga su vida útil y, además, permite identificar mucho antes cualquier problema o deficiencia, por lo que es posible adoptar las medidas correctoras a tiempo de evitar daños tan peligrosos o molestos como las goteras, el deterioro de la estructura, la aparición de grietas y forjados en los muros, las caídas de materiales y los atascos en los canales, entre otros.

Confía en los expertos

Nuestros especialistas están acostumbrados a transitar por estas zonas con los más exigentes protocolos y niveles de seguridad, sabiendo perfectamente cómo hay que limpiar y cuidar estas estructuras.

Además, para diagnosticar y valorar el estado de cada tejado o cubierta utilizamos un dron. De este modo, de manera rápida y sin ningún tipo de riesgo, podrás comprobar cómo se encuentra y considerar el presupuesto que te facilitamos con el mejor criterio.

Sin duda, una de las labores inaplazables es la limpieza periódica de los canelones y las cobijas de las tejas. Es necesario, además, conocer el terreno y sus especificaciones para aplicar las técnicas, los procedimientos y los procesos idóneos para la limpieza de tejados y cubiertas.

Asimismo, identificamos qué tejas se encuentran rotas o desplazadas y estamos en condiciones de resolver, también, este hándicap. Asimismo, asumimos todas las tareas de limpieza de canaletas en tejados y cubiertas.

Otra situación habitual, sobre todo en aquellas techumbres con orientación norte, es la aparición de plantas, hongos y musgo, normalmente como consecuencia del transporte involuntario, por parte de los pájaros, de arena, semillas y restos de plantas. Cuando la superficie en cuestión tiene la humedad necesaria, terminan apareciendo estos brotes que es necesario eliminar.

Por último, cuando hay palomas o gaviotas en el entorno, la presencia o acumulación de excrementos y restos fecales resulta mucho más habitual de lo imaginable.

Nunca es tarde… ni demasiado pronto

En todo caso, apostar por la limpieza y el mantenimiento de cubiertas y tejados de un modo habitual, contando con expertos cualificados, evita gastos, disgustos y riesgos innecesarios. ¿Te interesa el servicio? Llámanos ahora y te prepararemos un presupuesto personalizado.