Limpieza en fábricas y naves industriales, servicios para profesionales

Las fábricas y las naves industriales se deterioran, ensucian y envejecen con enorme rapidez como consecuencia de la actividad productiva que se lleva a cabo en ellas. En algunas ocasiones, la complejidad de los trabajos de limpieza requeridos o una cierta dejadez corporativa posponen este tipo de limpiezas industriales, renunciando de este modo a sus numerosos beneficios. Cuando se lleva a cabo la correcta limpieza de las fábricas y naves industriales, al incremento de la luminosidad, el confort y la sanidad laboral se añaden un importante ahorro energético y la proyección de una imagen corporativa superior.

Es verdad que se trata de tareas altamente cualificadas, cuyo adecuado desempeño solo está al alcance de un equipo personal y técnico especializado, dotado con los recursos, los conocimientos y los materiales apropiados. Pero también lo es que una empresa de servicios integrales de limpieza como Rodila Plus es capaz de desempeñar estos trabajos con solvencia, idoneidad y discreción.

Servicios de limpieza para espacios industriales

Recuperar la imagen exterior e interior de las instalaciones es el objetivo irrenunciable que se asume al realizar las labores de limpieza de naves industriales. Son muchas las tareas a desempeñar, variables en su complejidad y exigencia en función de las características técnicas de la fábrica. Así, somos capaces derenovar la percepción estética de los techos —incluidos cada uno de sus elementos: tragaluces, focos, vigas, conductos de aire, azoteas, rótulos, etc.—, los paramentos y el suelo. Para el cuidado y la limpieza de suelos, contamos con máquinas fregadoras industriales de última generación que garantizan funcionalidades específicas con mayor duración y calidad, como el micropulido, el abrillantado, los efectos antideslizantes y los fregados mecánicos. Asimismo, llevamos a cabo todo tipo de tratamientos en suelos de hormigón, sin olvidar la pintura y el sellado de poros.

El dominio de la limpieza en altura resulta imprescindible para garantizar un impecable servicio de limpieza en fábricas. Los techos, las lámparas y puntos de luz, las vigas, las esquinas y las cornisas quedan absolutamente inmaculados a través de un cuidadoso trabajo de limpieza vertical, que incluye la erradicación de telarañas e, incluso, llegado el caso, el repintado de los techos y las paredes industriales. La eliminación de grasa u otras manchas de las paredes y las tuberías es, desde luego, un trabajo previo irrenunciable, que solo está al alcance de los auténticos profesionales de la limpieza industrial. Contar con maquinaria específica, como nuestra máquina iónica para limpiar cristales en altura hasta los 25 metros y sin necesidad de plataformas elevadoras.

Un espacio renovado

Los trabajos de limpiezas industriales son, realmente, una inversión. Porque alargan la vida útil de la instalación y, al optimizar la imagen y el ambiente proyectados en la estancia, contribuyen a mejorar la motivación, la implicación y el buen ambiente entre sus usuarios: los operarios de la empresa.

La limpieza de una nave industrial, además, no es tan solo una cuestión interna. Más allá de las posibles visitas de clientes o proveedores, con frecuencia, la suciedad acumulada —o la que desprende el desarrollo de la propia actividad productiva— ensucia el producto final elaborado. Por ello, desde Rodila Plus también ofrecemos nuestros servicios de limpieza para mercancías, stocks y maquinaria terminada; así como los trabajos de limpieza y pintado de las máquinas y los equipos industriales utilizados en el proceso transformador.

La limpieza en espacios confinados, zonas subterráneas o superficies metálicas, y la recogida y el traslado de residuos hasta sus contenedores o puntos limpios, completan estos servicios integrales de limpieza en fábricas y naves para todo tipo de sectores industriales.