Limpieza de suelos de resina

Los suelos de resina llevan años utilizándose en el ámbito comercial y en aquellas instalaciones que requieren una óptima higiene y una enorme resistencia —como las cocinas industriales, las factorías cárnicas o los hospitales—. Además, cada vez son más habituales en superficies de viviendas. Entre las múltiples cualidades que ofrece este revestimiento destacan su acabado uniforme —sin juntas ni uniones—, su larga duración y su cómoda limpieza. Aporta un estilo personalizado y glamuroso, con texturas y colores prácticamente a la carta y una presencia brillante, resplandeciente, moderna.

Las empresas de servicios generales de limpieza sabemos que los suelos de resina epoxi son sencillos de limpiar y muy agradecidos, siempre y cuando se tengan claros los conceptos técnicos y se disponga de los productos y las herramientas apropiados para hacerlo.

En general, la limpieza de los suelos de resina se consigue antes y con un menor consumo de agua y detergentes que en el resto de los suelos, aunque también es cierto que la ausencia de poros y el acabado especial de esta superficie evidencian inmediatamente cualquier suciedad presente.

Técnicas de limpieza para suelos de resina

La limpieza y el abrillantado de un suelo de resina es especialmente importante durante sus cuatro primeras semanas de vida. En esta etapa este revestimiento todavía no ha alcanzado sus características definitivas, por lo que está expuesto a posibles ataques que pueden menoscabar su aspecto si no se actúa bien. Así, la colaboración de una empresa de limpieza profesional puede ser determinante para el mantenimiento perpetuo de los suelos de resina.

Entre las ventajas higiénicas de estos suelos, además de la inexistencia de juntas donde se acumulan la suciedad y los microorganismos, figura que no se manchan con vino, aceite, ácidos ni otras sustancias similares. Para cuidarlos, los sistemas de limpieza aplicados han de ser de poca intensidad mecánica y química, si bien resulta recomendable el uso de determinada maquinaria de limpieza (fregadoras y aspiradoras de agua, sobre todo) para optimizar el resultado, cuestión en la que resultan determinantes el aclarado y el secado finales.

El procedimiento para la limpieza de suelos de resina epoxi no requiere el uso de productos abrasivos, disolventes ni ácidos o bases concentrados. Los productos deben ser empleados en concentraciones reducidas, nunca superiores a las recomendadas por los fabricantes. Para eliminar la suciedad superficial, basta con aplicar espuma de detergente, aclarar el pavimento con agua abundante y retirar su exceso con un aspirador de agua. Es importante evitar que se evapore de manera natural, ya que quedarán cercos blanquinosos sobre el suelo.

Cuando se trata de limpiar una suciedad más gruesa, el uso de agua a presión o de cepillos mecánicos con cerdas suaves es la mejor alternativa. La dinámica a seguir es, en estos casos, muy sencilla: barrido o mopeado, dispersión del producto específico de limpieza según las recomendaciones de su fabricante, limpieza con cepillo, aclarado con mucha agua y aspirado final de la misma.

Otros cuidados de limpieza aplicables al suelo de resina

Tras cada proceso de mantenimiento es importante impulsar el abrillantado de estos suelos aplicando algún tipo de cera industrial acrílica, la cual conformará una capa de protección duradera que convertirá el revestimiento en más difícil de ensuciar y más sencillo de mantener. El producto elegido, desde luego, debe ser específico para este tipo de suelos epoxi. Ocasionalmente también puede ser interesante aplicar técnicas especializadas de pulido y abrillantado para perfeccionar su aspecto final, similares a las que se realizan en otros pavimentos plásticos.

En Rodila Plus somos conscientes de que el cuidado de estos suelos de resina ha de ser especializado y riguroso. Se trata de superficies muy agradecidas cuando se saben tratar. Y en nuestra empresa de servicios generales de limpieza sabemos cómo hacerlo de manera rápida, económica y eficaz.