Limpieza de edificios públicos

La limpieza de edificios públicos es una auténtica prueba de fuego para cualquier empresa de servicios generales de limpieza. Además del trabajo técnico y las lógicas exigencias de mantenimiento, este tipo de servicios precisa una planificación y una coordinación absolutas en el quehacer diario, con el fin de distribuir las cargas de trabajo en función de los horarios y las peculiaridades de cada instalación o grupo de ellas.

Desde luego, contar con un equipo profesional cualificado, dotado con los instrumentos y productos necesarios para el desempeño de su actividad es imprescindible. Pero también lo es llevar a cabo una exigente labor de supervisión y un trabajo permanente de programación inteligente de las tareas y las actividades a realizar.

Tipos de edificios públicos

En realidad, la tipología de esta clase de servicios de limpieza es tan heterogénea como la variedad de los edificios públicos que existen. Algunos de ellos ya han sido tratados ampliamente en otros apartados de esta web: es el caso de colegios y guarderías, hospitales, estaciones de viajeros y aparcamientos públicos, por ejemplo. A las peculiaridades técnicas del trabajo en este tipo de instalaciones es preciso unir las exigencias y los protocolos que las administraciones incorporan a estos contratos. Del mismo modo, la limpieza de edificios públicos administrativos y deportivos incluye esta doble faceta operativa. No es inusual la existencia de sistemas informáticos que permiten controlar, por parte de los responsables de las instituciones, el estado de la limpieza y el mantenimiento de las instalaciones. La compilación y el intercambio de esa información operativa es fundamental para coordinar la actividad en relación con las auténticas necesidades del cliente.

Una labor que se complica exponencialmente en función del número de edificios en los que la empresa de limpieza está prestando sus servicios. Gracias a nuestra experiencia, en Rodila Plus estamos capacitados para desempeñar con eficacia todos los servicios de limpieza en los edificios públicos y cumplimentar, satisfactoriamente y en paralelo, las labores administrativas y de planificación que exigen este tipo de servicios.

Un enfoque personalizado para cada edificio

Los edificios públicos poseen unas características, dimensiones y circunstancias específicas que requieren la adopción de decisiones técnicas concretas en muy distintos ámbitos. Desde el tratamiento de los suelos a la elección de las técnicas y las máquinas idóneas, pasando por el cuidado y la limpieza del mobiliario, los equipos informáticos, los aseos —públicos y privados—, las ventanas, los almacenes y zonas comunes —si los hay—, los accesos, las fachadas y los cristales exteriores. La elección de los productos empleados —acordes siempre a los criterios de desarrollo sostenible que adoptamos en Rodila Plus— y la definición de las frecuencias y momentos de trabajo son también aspectos que han de adaptarse en función de los horarios de apertura y el flujo de visitantes y empleados en cada instalación.

Contar con una empresa de servicios generales de limpieza que posee amplia experiencia en la contratación con las administraciones públicas es una garantía de eficacia, adecuación y fiabilidad. Permite disponer, además, de una distribución más ordenada y solvente de los recursos humanos, técnicos y económicos disponibles y necesarios para la realización de los servicios contratados y, en consecuencia, asegura un ahorro adicional en beneficio de las instituciones contratantes.