En los momentos difíciles reconocemos el valor de las personas que tenemos a nuestro lado. Nada sucede porque sí, incluso las circunstancias más adversas nos ayudan a crecer, nos empoderan y nos permiten reconocer la calidad humana de cuantos nos rodean. De hecho, la crisis mundial del coronavirus nos ha convertido en una empresa especializada en la desinfección de COVID-19. Es un paso técnico importante, pero no la principal revelación que nos ha regalado esta época difícil.

Muchos de vosotros me conocéis en persona, soy Lidia Rodila Ortega. Gerente y fundadora de la empresa de servicios de limpieza Rodila Plus. Tras todo lo ocurrido, es mi obligación y sobre todo mi deseo aprovechar este canal de comunicación para expresar públicamente mi gratitud. Mi sincero agradecimiento a todas esas personas que lo han dado todo por nosotros, especialmente a los sanitarios y a los profesionales de esos sectores que han seguido trabajando generosamente, pese a pasarlo muy mal, en este tiempo pandémico.

Gracias de corazón a todos vosotros. Y mucho ánimo. Aunque estamos avanzando, todavía nos queda mucho camino, entrega, dedicación, empeño y trabajo por delante.

Gracias a nuestros clientes

También a vosotros, queridos clientes, os estamos muy agradecidos. Por vuestra comprensión ante los diferentes cambios que ha sido necesario implementar para cumplir con todos los servicios.

Y, muy especialmente, a aquellos que pese a haber cerrado temporalmente vuestras instalaciones, nos habéis permitido recuperar esas horas o compensarlas mediante la contratación de otros servicios de limpieza alternativos. De este modo, nos habéis ayudado a mitigar el daño económico derivado de esta crisis. ¡Sois, de verdad, estupendos!

Gracias a mi equipo

Cuando llegan las complicaciones, solo los equipos unidos, cohesionados e implicados son capaces de sobreponerse. Es innegable: el azote del coronavirus, confinamiento incluido, ha sido extremadamente duro para todos. También para los empresarios.

En nuestro caso, y debido al cierre de las instalaciones de muchos de nuestros clientes con la consiguiente suspensión de sus contratos de limpieza, en Rodila Plus tuvimos que presentar un ERTE por fuerza mayor y desprendernos temporalmente de una parte nuestro principal activo: nuestros compañeros. Los afectados demostraron un compromiso y una comprensión ejemplares. Estamos decididos a contar con vosotros cuanto antes. ¡Os necesitamos!

Con todo, somos una empresa afortunada. El talento está presente en nuestra plantilla. Y también la implicación, la eficacia y la calidad humana. Así lo han demostrado en esta crisis el resto de mis compañeros, todos los que han seguido al pie del cañón en estas fechas. Y siguen haciéndolo. Ofreciendo el 200 % de su capacidad, reinventándose, sobreponiéndose a las circunstancias y asumiendo nuevas responsabilidades cuando han sido necesarias. Habéis sido un ejemplo de profesionalidad y un pulmón lleno de oxígeno para nuestra empresa.

He conseguido sobrellevar mis circunstancias personales, especialmente complicadas también, gracias a vuestro ánimo, vuestra disponibilidad y vuestro compromiso.

Como escribía al principio, no solo nos hemos convertido en tiempo récord en una empresa especializada en la desinfección de COVID-19 gracias a vosotros. Habéis sido capaces de asumir nuevas parcelas de gestión, de escuchar y asesorar a los clientes, de desenvolveros por encima de las competencias y funciones que inicialmente teníais.

Muchísimas gracias, equipo. Estoy orgullosa de vosotros. Sois lo mejor, sin duda, de esta etapa tan difícil. Juntos somos muchísimo más fuertes de lo que creíamos. Lo hemos demostrado. Y vamos a seguir haciéndolo.