¿Has tenido alguna vez la sensación, después de haber terminado una limpieza a fondo, de que tu trabajo no ha servido porque el mal olor permanece? La eliminación de olores con ozono es un innovador procedimiento que nos permite limpiar también los ambientes, erradicando por completo los hedores y recuperando esa atmósfera neutra, satisfactoria, que habían perdido.

Los olores a cerrado, a humedad, a tabaco, a humanidad, a suciedad acumulada durante demasiado tiempo y a quemado son algunos de los más problemáticos con los que, ahora, podemos enfrentarnos con absoluta garantía de éxito.

Además, este procedimiento no solo elimina los olores, también desinfecta el aire en los ambientes cerrados en los que se aplica. Consecuentemente, es una herramienta utilísima para evitar el contagio de infecciones y la propagación de epidemias, un tema de absoluta, y lamentable, actualidad.

Eliminación de olores con ozono, también en Rodila Plus

¿Recuerdas que en 2015 adquirimos una máquina iónica de limpieza de cristales que nos convirtió en una empresa española de limpieza pionera? Fue una apuesta económica y estratégica importante que nos ha aportado un éxito mayúsculo. Un completo acierto que estamos convencidos de que repetiremos ahora, con la reciente compra de esta máquina antiolor de ozono.

Ojalá no hayas tenido que enfrentarte nunca a las consecuencias de un incendio en un escenario de tu propiedad. Su limpieza a fondo –en la que también podríamos ayudarte— es tan exigente como complicada. Sobre todo porque, hasta ahora, resultaba imposible acabar con esa fetidez a chamuscado tan molesta para nuestros sentidos. Actualmente… ¡ese problema ya no existe!

La eliminación de olores después de un incendio es total cuando se utiliza una máquina de ozono como la que acabamos de incorporar a nuestra empresa. Y no solo en estos casos. Todo espacio cerrado, público o privado, en el que persiste cualquier clase de mal olor, recuperará su ambiente limpio, aromático y saludable tras este servicio.

Otras aplicaciones de utilidad

¿Tienes un camión, un autobús, un coche, un tren o un avión con un persistente hedor en su interior? ¿Vas a entrar a vivir en un inmueble que ha estado mucho tiempo cerrado y desprende cierta pestilencia? ¿Quieres recuperar olfativamente un espacio de difícil ventilación o afectado por una inundación? Cuenta con nosotros. Esta tecnología de última generación es 100 % eficaz, sencilla, inocua y cómodamente aplicable. Se realiza con un equipo portátil, de alta resistencia, aprovechable en todo tipo de habitáculos, desde los más pequeños a los que superan los 100 m3 de volumen. El procedimiento, según las dimensiones, dura entre 15 minutos y 48 horas. Si necesitas este servicio, todo volverá a la normalidad, aromáticamente hablando, mucho antes de lo que imaginas.

En consecuencia, con este equipo te aseguras la limpieza y la desinfección de ambientes cerrados, la eliminación de olores en tu camión o cualquier otro vehículo e, incluso, la desinfección de una habitación de hotel mediante el tratamiento del aire. Este planteamiento es aplicable, también, a comedores, restaurantes, alojamientos en general, colegios, guarderías, clínicas y habitaciones o quirófanos de hospitales.

Algunos apuntes sobre el ozono como herramienta antiolores

Comprobar las propiedades desodorizantes del ozono es muy sencillo: basta visitar cualquier espacio en el que se ha aplicado para constatar cómo han desaparecido sus malos olores. La eliminación de olores e higienización de hoteles, por ejemplo, se aprecia claramente en todo momento. E, insistimos, el ozono tiene unas propiedades desinfectantes extraordinarias.

¿Lo mejor de todo? Que elimina los gérmenes y las moléculas de olor sin aplicar agentes químicos ni ningún tipo de filtros. Ofrece, por ello, máxima seguridad e higiene. De hecho, el ozono elimina por completo los olores acelerando su oxidación, retardando su multiplicación y mejorando exponencialmente la percepción ambiental.

¿Qué agentes combate el ozono? El olor a moho, los hedores orgánicos de mascotas o corporales (de adultos, niños y bebés), las emanaciones amoniacales de los baños, los malos olores de cocina, la peste a tabaco y a quemado, los vapores y gases químicos malolientes derivados de determinados procesos productivos, la descomposición, los olores a garajes, gasolina, zapatos, trasteros, aguas industriales, residuales y fecales, los generados por inundaciones y, en general, cualquier otro del que te quieras librar definitivamente. Además, por supuesto, de los gérmenes de toda condición.

Definitivamente, la eliminación de olores con ozono es un procedimiento transversal de limpieza con muchísimas aplicaciones y sustanciales beneficios. Si algo te huele mal en tu vivienda, tu centro de trabajo o tu vehículo, llámanos ahora. Si necesitas desinfectar espacios cerrados, habla con nosotros. En Rodila Plus solucionaremos cómoda y rápidamente este problema.