Cada vez son más las empresas y los particulares que aprovechan la época estival para acometer limpiezas profesionales de todo tipo. Y, como no puede ser de otra manera, ahí estamos nosotros, Rodila Plus, para echar una mano a quien nos necesita.

En consecuencia, hemos pasado todo el verano en activo y, muy especialmente, el mes de agosto, cuando proliferan las solicitudes de este tipo de servicios menos habituales que adquieren, en cualquier caso, una gran importancia.

Cuáles son las limpiezas de verano más frecuentes

Las limpiezas generales y las tareas de desinfección constituyen la base de nuestra actividad veraniega. Ahora bien, si tuviéramos que elaborar un ranking con nuestros servicios más demandados en verano, siempre deberían aparecer los siguientes:

  • Limpieza general en cocinas. Resulta lógico entender por qué: muchos restaurantes, centros profesionales, hospitales, locales de ocio y viviendas particulares cierran o reducen considerablemente su actividad en agosto. Es, por ello, el mejor momento para abordar esta tarea periódica imprescindible con criterios de calidad del servicio e higiene.
  • Limpieza general en restaurantes y espacios gastronómicos. Por idéntico motivo, un buen número de establecimientos de restauración completan la limpieza general de sus cocinas con un repaso a conciencia del resto de sus instalaciones, muy especialmente del comedor.
  • Limpieza final de obra. ¿Cuándo es el mejor momento para meterse en obras? Efectivamente, tanto en el caso de las organizaciones empresariales como en el de los particulares, el veranito es la época más estratégica del año. Y, por supuesto, tras la tempestad llega la calma: nuestro servicio lo deja todo reluciente y en perfecto estado después de la intervención de los distintos gremios.
  • Limpieza de desinfecciones de instalaciones de aire acondicionado. ¡Qué bien sienta el refrescante airecito doméstico de una buena climatización cuando el calor nos achicharra fuera! La colocación de sistemas de refrigeración aumenta en estas fechas y, tras su instalación, resulta necesario volver a dejarlo todo impecable con un trabajo a fondo de limpieza.
  • Limpieza general y desinfección en guarderías y colegios. Los centros escolares aprovechan las vacaciones de sus alumnos para higienizar al máximo sus instalaciones y asegurarse una limpieza integral óptima de cara al nuevo curso.
  • Limpieza de fachadas, toldos y cristales en altura. En estos encargos rige el mismo principio: menos actividad y flujo de visitantes y clientes, lo que invita a acometer ahora las limpiezas necesarias en fachadas, toldos y cristaleras de todo tipo.
  • Limpieza general en naves industriales. Tanto si la empresa ha cerrado en vacaciones o presta sus servicios a un ritmo menor en esta época, conviene aprovechar la coyuntura para limpiar en profundidad esos techos, paredes, suelos y rincones menos accesibles cuyo mantenimiento resulta complicado hacer de manera cotidiana.
  • Limpieza general de viviendas. ¿Te imaginas volver de vacaciones y encontrarte tu casa como los chorros del oro? ¿Tienes un piso en alquiler y tu público preferente son los estudiantes? ¿Nunca encuentras el momento idóneo para encargar esas limpiezas generales que se simplifican muchísimo con profesionales? Julio y agosto, tanto si estás de vacaciones como presente en el domicilio, son fechas ideales para llevar a cabo estas tareas de mantenimiento en condiciones óptimas.

No es de extrañar, por ello, que cualquier empresa de limpiezas competente y asentada en el mercado veamos cómo aumenta nuestra actividad en estas fechas. Nos encanta servirte también en el verano… y siempre que te hacemos falta.