Que las personas, y en consecuencia los grupos humanos, nos desenvolvemos en sociedad y en relación con los demás parece una obviedad. Pero las empresas de servicios de limpieza —las organizaciones en general— que lo tienen siempre en mente se encuentran en mejores condiciones para dar a los demás lo mejor de sí mismas.

Desde Rodila Plus lo tenemos meridianamente claro. Somos, y seguiremos siendo, porque existe un entorno en el que nos desenvolvemos. Y ello nos lleva a vivir y reflejar en nuestra actividad un profundo sentimiento de agradecimiento. Por eso, nuestro compromiso con el desarrollo social es mucho más que un sugerente mensaje de marketing. Lo asumimos como un pilar incuestionable en nuestra filosofía empresarial y nuestra actitud vital.

 

Empresa con sello de Responsabilidad Social de Aragón

Menos de 700 organizaciones aragonesas son poseedoras y merecedoras del sello de Responsabilidad Social de Aragón (RSA), con el que el Gobierno de Aragón, IAF, Aragón Empresa y otras instituciones relevantes destacan a los colectivos más comprometidos con la realidad social.

Tras un minucioso análisis, diagnóstico y validación de las empresas candidatas, sus promotores se basan en aspectos como la sensibilización, el compromiso, la formación y la transparencia para otorgar este sello diferencial.

Para Rodila Plus, haberlo logrado supone un respaldo a nuestra firme voluntad de estar haciendo bien las cosas. Somos una empresa y, como tal, necesitamos ganar dinero para continuar. Pero no es lo que nos mueve ni lo que nos ilusiona, cada día, para seguir en la brega. En palabras de Lidia Rodila, nuestra gerente: «Aspiramos a aportar nuestro granito de arena para que este mundo vaya un poquito mejor. Puede sonar un tanto pretencioso, pero creo firmemente que mi obligación es hacer que esta empresa mejore la vida de las personas, colabore con la integración e impulse esos valores y actitudes sociales que consideramos correctos». Además, con la mayor sinceridad añade: «Seguro que hay cosas que se nos escapan, que no sé hacerlas mejor porque no he aprendido todavía. Aún me queda, nos queda, mucho camino por recorrer. Pero, hasta donde yo entiendo, hasta donde hemos llegado a comprender el complejo funcionamiento del mundo y de la vida, estamos procurando hacerlo bien».

Y es que, más allá de ser una de esas buenas empresas de servicios de limpieza, somos una organización humana y formamos parte de ese engranaje social que está cambiando el mundo. Nuestra intención es mejorarlo. En ello estamos. La obtención de este sello de Responsabilidad Social en Aragón así viene a refrendarlo.