Abrillantado de suelos

Cualquier empresa de servicios generales de limpieza de primer nivel incluye en su catálogo de servicios el pulido y abrillantado de suelos. Este trabajo de mantenimiento requiere siempre contar con profesionales capacitados y con los sistemas técnicos precisos para poder pulir, abrillantar y tratar correctamente cualquier tipo de suelos. Desde Rodila Plus ofertamos este servicio a toda clase de target: empresas públicas y privadas, oficinas, centros comerciales, comunidades de propietarios y viviendas particulares.

La especialización eficaz en el abrillantado de suelos conlleva la capacidad de prestar este servicio en todo tipo de suelos: terrazo, granito, cemento, mármol, hormigón, sintasol, piedra caliza, baldosa catalana, parquet, tarima flotante, barro cocido, etc.

Un servicio completo para el abrillantado de suelos

Es inevitable: con el transcurso del tiempo y el uso continuado, los suelos pierden su brillo inicial y empiezan a presentar señales de antigüedad y deterioro cada vez más visibles. Por si fuera poco, y dado que los suelos se van volviendo porosos conforme se desgastan, la suciedad comienza a fijarse en esas cavidades y hace estéril la limpieza convencional mediante fregado o mopeado.

En Rodila Plus, conscientes de esta realidad, ofrecemos un servicio integral para el pulido y el abrillantado de suelos, adaptado a cualquier tipo de pavimentos y dirigido tanto a pequeñas como a grandes superficies.

El punto de partida ideal —para cualquier tipo de superficie— consiste en realizar un decapado del suelo, habitualmente por medio de una máquina rotativa que permita limpiar de manera concienzuda la suciedad incrustada en los poros. Cuando la limpieza es absoluta, se procede al abrillantado con la maquinaria de última generación más idónea para ese pavimento concreto. De este modo y más allá de dejar el suelo brillante, se consigue aplicar una capa adicional que sella los poros e impide que la suciedad se deposite de nuevo en ellos. Durante estas acciones limpiadoras y abrillantadoras se utilizan polímeros y ceras naturales acordes con la naturaleza de cada superficie tratada, cuestión esta que solo los auténticos profesionales de este tipo de servicios son capaces de determinar.

Cuando proceder al abrillantado del suelo

Aplicar un tratamiento para abrillantar el suelo nunca está de más. Salvo por los posibles arañazos existentes —que incluso llegan a disimularse parcialmente cuando se trabaja con la máxima profesionalidad—, el suelo recupera un aspecto reluciente, muy similar al que tenía cuando se colocó nuevo. En función de los usos y las circunstancias específicas de cada caso, será oportuno realizar abrillantados puntuales o decantarse por una serie continuada de mantenimientos periódicos.

Llevamos a cabo nuestro trabajo, siempre, con la máxima discreción y adaptándonos a los horarios y las necesidades de calendario de nuestros clientes. Podemos disponer, incluso, de sistemas de abrillantado sin polvo que son muy útiles para los pisos habitados y las oficinas amuebladas. También somos capaces de trabajar en encimeras, paredes, rellanos, vestíbulos y otros espacios similares, partiendo siempre de un análisis específico de cada situación y de un plan de acción personalizado que garantiza la máxima eficacia.